Para ver la gloria de Dios

Enviado por admin el mié 26 de ago de 2015 a las 00:49
Nilda Barros

¿Querés ver la gloria de Dios?

Dios está despertando a su iglesia en este tiempo, y este despertar está produciendo un anhelo ferviente por ver la gloria del Señor. Deseamos con todo nuestro corazón experimentar el poder de Dios en nuestra vida, y es el Espíritu Santo quién está trayendo este mover entre nosotros. Y muchas veces no sabemos como lograr ver la gloria de Dios y nos preguntamos “¿Qué tengo que hacer?”

Jesús, intercedió por nosotros al Padre con ésta oración:

“Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo estoy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo.”

Juan 17.24

Hay dos cosas que Jesús le pide al Padre en éste versículo:

  1. Los que me has dado estén conmigo donde yo estoy:
    Si queremos ver la gloria de Dios, lo primero que debemos hacer es estar con Él en intimidad, conocer su corazón, pasar tiempo a solas con Dios, disfrutar su presencia, conocerlo más, escuchar su voz.
    Jesús anhela que estemos con Él, donde él está, ¿dónde está Jesús? Él está sentado a la diestra de Dios Padre, reinando con poder y majestad, está en un lugar de autoridad, esto nos habla también de posicionarnos como hijos de Dios y herederos.
  2. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado...
    ¿Qué es ver la gloria de Jesús? Es ver la manifestación de su presencia, ver su triunfo, ver su señorío, ver su victoria sobre el mundo y sobre las tinieblas.
    ¡Jesús quiere que sea posible para nosotros ver su gloria!

Moisés hablaba con el Señor cara a cara, como quién habla con un amigo

Éxodo 33:11

Esa intimidad que experimentaba se reflejaba en su rostro... “por haber hablado el Señor, de su rostro salía un haz de luz” (Éxodo 34.29). Por éste motivo él tenía que cubrirse con un velo porque su rostro resplandecía (Éxodo 34.35).

Aunque esto nos parezca tremendo, en 2 Corintios 3.7-9, nos habla de “la gloria del nuevo pacto”, y dice que los israelitas no podían mirar la cara de Moisés debido a la gloria que reflejaba en su rostro, la cual ya se estaba extinguiendo, ¿no será más glorioso el ministerio del Espíritu?

Dios espera que todo lo que vivamos en éste tiempo sea más glorioso que lo que vivió Moisés, 2 Corintios 3.12-13 dice:

“Así, que como tenemos tal esperanza, actuamos con plena confianza.
No hacemos como Moisés, quien se ponía un velo sobre el rostro para que los israelitas no vieran el fin del resplandor que se iba extinguiendo.”

Ahora, cada vez que tenemos intimidad con nuestro Dios, podemos ser transformados a su semejanza, o sea parecernos más a Él, y reflejar su gloria, ésta es una gloria que no se extingue, sino que crece cada vez que nos acercamos a Él.

Así, todos nosotros que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados a su semejanza con más y más gloria por la acción del Señor, que es el Espíritu.

2 Corintios 3:18

Etiquetas: Artículos Vida cristiana

Tú creaste todas las cosas

Enviado por root el jue 20 de ago de 2015 a las 16:50
Tú creaste todas las cosas... (Apocalipsis 4.11)

11 «Digno eres, Señor y Dios nuestro,
    de recibir la gloria, la honra y el poder,
porque tú creaste todas las cosas;
    por tu voluntad existen
    y fueron creadas.»

Apocalipsis 4.11

 

Los parámetros del éxito

Enviado por admin el lun 27 de jul de 2015 a las 17:47
John Maxwell

“Los parámetros del éxito son comenzar y terminar.
Las decisiones nos ayudan a comenzar.
La disciplina nos ayuda a terminar.”

John Maxwell

Etiquetas: Artículos Frases John Maxwell

Adoración: intimidad con Dios

Enviado por admin el lun 27 de jul de 2015 a las 17:15

John WimberPor John Wimber

«La adoración – la acción de libremente entregarle amor a Dios – forma e informa toda actividad de la vida cristiana

Mucha gente que visita las Comunidades Cristianas de La Viña alrededor del país comentan sobre la profundidad y la riqueza de nuestra adoración. Esto no ha sucedido por casualidad: tenemos una filosofía bien pensada que dirige el porqué y el cómo adoramos a Dios. En este artículo comunicaré esa filosofía.

Para entender cómo adoramos a Dios, es útil aprender acerca de la historia de nuestra comunidad, que empieza en 1977. En ese tiempo mi esposa, Carol, estaba liderando un grupo pequeño de personas en una reunión hogareña que se desarrolló en La Viña de Anaheim. La dejaré describir lo que pasó durante ese tiempo.

Etiquetas: Adoración Artículos John Wimber

¿Porqué es necesario capacitarse de manera permanente?

Enviado por admin el lun 27 de jul de 2015 a las 14:47
Gustavo Pardo

Por Gustavo Pardo
11/01/2010

Trabajo vinculado a las TI (Tecnologías de la Información) desde que tengo 18 años, digamos que son algo así como... unos cuántos años, nada más. Realmente me gusta mi trabajo y puedo asegurarte que es un ámbito de innovación permanente pero... un momento!, ¿a qué estoy apuntando?, lo que te toma muchas horas aprender hoy, dentro de seis meses ya no será algo novedoso, y dentro de un año, seguramente será desplazado por otra tecnología o una nueva versión (usualmente mejorada) de la misma. Por este motivo, en este rubro al menos, la necesidad de mantenerse al día investigando y capacitándose, ES PARTE del trabajo cotidiano.

Bien, alguien podría decir: "Ok, y ésto qué tiene que ver con el ministerio?!".

Es que justamente de eso se trata, también en el ministerio es necesaria la investigación y capacitación permanente. ¿Por qué?

1. Cree en Jesús

Paso 1: Cree en Jesús

El Evangelio de Juan se refiere en numerosas ocasiones a que Jesús vino al mundo para que tengamos vida. Utiliza expresiones como: «vida plena o abundante», «la resurrección y la vida» y «el camino, la verdad y la vida». Pero sin lugar a dudas, la que parece ser la expresión favorita de Jesús es: «vida eterna». Se refiere así a la clase de vida que Jesús desea para tí:

Dios amó tanto a la gente de este mundo, que me entregó a mí [Jesús], que soy su único Hijo,
para que todo el que crea en mí no muera, sino que tenga vida eterna.

Juan 3.16 (TLA)

Jesús vino para que tengamos una vida plena. Vino para cargar con nuestras debilidades, nuestras enfermedades y nuestro dolor. Vino para que podamos caminar en total libertad, paz, poder y propósito.

Jesús es más que un personaje histórico o un gran maestro que vivió alguna vez. Él ha conquistado la muerte para que tengamos vida eterna. No tenemos que ganarnos su amor ni la salvación, éstas un regalo gratuito, disponible para todo el que cree. Jesús quiere tener una relación personal contigo. Lo primero que tienes que hacer es creer con fe en Jesús y acercarte a Él tal como eres.

¿Crees en Jesús?

Te invitamos a que hagas esta oración:

Señor Jesús, creo que viniste al mundo para que tengamos vida eterna.
Creo en tí y quiero la vida eterna.
A partir de hoy me acerco a tí y quiero comenzar a tener una relación personal contigo.
Perdona mis pecados y ayúdame a conocerte más. Amén!

La oración de arriba es sólo un ejemplo, no te sientas limitado a orar sólo con esas palabras! Díle a Jesús todo lo que sientas en tu corazón. Recuerda que la idea es que a partir de hoy comiences a desarrollar una relación personal con Jesús.

¿Haz hecho la oración?

Si haz hecho la oración anterior permítenos felicitarte! A nuestro juicio, has tomado la decisión más importante y trascendente de tu vida!

No hay nada mágico en las palabras que acabas de usar. Es la actitud de tu corazón la que a Dios le importa. Como en todo gran viaje, comienzas con el primer paso. Eso es lo que acabas de hacer, dar tu primer paso, pero no olvides que tu relación personal con Jesús, no es sólo un paso, sino un gran viaje en el que construirás una relación al igual que lo haces con tus amigos, familiares o seres queridos.

Nos encantaría conectarnos por email contigo, si quieres, puedes dejarnos tu dirección de email aquí:

He realizado la oración.
No he realizado la oración, pero quiero mantener el contacto.
Mi dirección de email es:

Ahora te animamos a que continúes con el segundo paso haciendo click en el siguiente botón:

Espiritualidad y finanzas ¿Son compatibles?

Enviado por admin el sáb 25 de jul de 2015 a las 12:02

¿Son compatibles las finanzas y la espiritualidad cristiana? ¿A qué le llaman libertad financiera? ¿Porqué hay tanto abuso de este tema dentro de la iglesia? ¿Qué es lo que nos enseña la Biblia? La repuesta a estas y muchas otras preguntas las charlaremos este domingo 19 de abril a las 10:00 hs. en Lastra 150 Leguizamón 1110 de Neuquén capital. No te lo pierdas!

Espiritualidad y finanzas ¿Son compatibles?

Etiquetas: Anuncios Finanzas Vida cristiana

Perfil de la iglesia

Perfil de la Iglesia Cielos Abiertos

¿Qué es el perfil de una iglesia?

Para ilustrar el significado del perfil de una iglesia, vamos a compararla a un viaje, a algún tipo de viaje largo en, por ejemplo, un micro o bus de larga distancia. Podría decirse lo mismo de un avión o un barco también. Tú no te diriges a una terminal de ómnibus y te subes al primer ómnibus que ves y una vez sentado dentro de él le preguntas a tu compañero de asiento hacia dónde se dirige el bus, ¿verdad? Tampoco te subes al ómnibus que parece más bonito ni al que está pintado con tus colores preferidos. Ni siquiera te subes en el que parece más conveniente. Lo primero que tú averiguas es cuáles son los micros que van hacia tu mismo destino. Si hubiera más de uno que sale hacia el mismo destino, recién allí podrías detenerte a pensar cuál es más cómodo, o cuál sale antes y se supone que llegará primero, el precio del pasaje y cosas así.

Bien, lo mismo sucede con la elección de la iglesia donde te congregarás. No puedes elegirla sólo porque quede cerca de tu casa. Tampoco deberías elegirla porque es una iglesia muy grande o reconocida, o el pastor es una buena persona. Ninguna de estas características la hacen una mala iglesia. No se trata de esto, es que difícilmente podrás alcanzar el destino trazado por Dios para tu vida congregándote en una iglesia que, simplemente, se dirige hacia otra parte.

Recuerda que en la iglesia hay diversidadÉsto es lo que nosotros llamamos el perfil de la iglesia. No se trata de que una iglesia sea mejor o peor que otra. Se trata de que hay iglesias en las que su llamado primordial y todos sus esfuerzos se centran en impactar a la sociedad, por ejemplo, a través de la docencia, trabajando con niños y fundando escuelas primarias, secundarias, etc. Esto no la hará mejor ni peor que otras iglesias, pero si en tu llamado personal Dios te ha equipado con dones para, por ejemplo, la guerra espiritual, es posible que no encuentres el espacio para desarrollar plenamente tus dones allí, y necesites buscar una congregación en la que la guerra espiritual sea uno de los aspectos más relevantes.

Recuerda que en la iglesia hay diversidad, Dios mismo la instituyó de esa manera:

Ahora bien, hay diversos dones, pero un mismo Espíritu.
Hay diversas maneras de servir, pero un mismo Señor.
Hay diversas funciones, pero es un mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.

1 Corintios 12.4-6

Partiendo de esta premisa, es nuestro deseo que comprendas claramente cuál es la visión de la Iglesia Cielos Abiertos acerca de la forma de desarrollar la iglesia, porque así podrás tener a mano los elementos necesarios para tomar una decisión acertada:

El perfil de Cielos AbiertosEl perfil de Cielos Abiertos

  • Una iglesia donde cada culto sea inspirador y motivador para el creyente, es decir, que cada cristiano tenga ganas de ir al culto a estar en comunión con Dios y los hermanos, y disfrute de esa experiencia, en lugar de asistir por mera costumbre, responsabilidad, obligación o abnegación, y creer que así se brinda algún tipo de servicio útil o agradable a Dios.
  • Una iglesia donde cada creyente pueda servir al Señor de acuerdo a sus dones, para ello ofrecerá un amplio abanico de servicios o ministerios, evitando quedarse únicamente con las tareas más comunes relacionadas al culto.
  • Una iglesia donde el liderazgo entienda que su tarea más importante pasa por ayudar a descubrir el potencial de sus miembros y capacitarlos para ejercerlo con excelencia. En este sentido, entendemos al liderazgo como algo más parecido a un entrenador de un equipo deportivo que al mero ejercicio del poder. El entrenador ubica a los jugadores en el campo de juego de acuerdo a sus capacidades y les da algunas indicaciones, pero quienes juegan el partido y son los verdaderos protagonistas, son los propios jugadores, no el entrenador.
  • Una iglesia donde los creyentes puedan expresar el amor cristiano con sinceridad, porque han alcanzado la madurez suficiente para entender que entre hermanos en la fe no debería haber competencia ni celos ministeriales, ya que Dios nos puso a todos en el lugar justo que debemos ocupar.
  • Una iglesia pertinente a la sociedad del siglo XXI, que no se aferra a las tradiciones, ni que aspira a un crecimiento numérico únicamente, sino que cada creyente predica con espontaneidad en su medio y se mueve lleno del Espíritu Santo afectando positivamente a su entorno.
  • Una iglesia donde las estructuras tengan una finalidad clara y específica, y las que no la tienen o no cumplen su finalidad específica para la que fueron creadas, puedan ser modificadas o reemplazadas.
  • Una iglesia donde la espiritualidad sea vivida con fervor y pasión a partir de una experiencia genuina de comunión con el Padre, sin caer en fanatismos religiosos vacíos de comunión verdadera con Dios.
  • Una iglesia donde se aliente a cada miembro a que participe en algún tipo de grupo pequeño o célula, pero sin que sea obligado a transformarse en líder de un grupo, priorizando el crecimiento de una estructura piramidal, cueste lo que cueste.
  • Una iglesia donde la multiplicación sea la premisa en todas sus áreas. Es decir, una iglesia que planta iglesias, donde los discípulos se reproducen en otros discípulos, donde funciona un ministerio de adoración que se reproduce en otros ministerios de adoración, donde las células se reproducen en otras células, donde los líderes capacitan a otros para reproducirse en otros líderes, etc. En resúmen, una iglesia que forma parte de un movimiento de plantación de iglesias.

Si quieres unirte a este proyecto, no lo dudes más, escríbenos. Nos dará mucho gusto conocerte y, si Dios así lo quiere, que puedas formar parte de este movimiento de plantación de iglesias.

Video: ¿Porqué permite Dios el sufrimiento?

Enviado por admin el sáb 25 de jul de 2015 a las 01:28

La docencia de IHOPU discute un tema difícil. El tema del sufrimiento y el porqué Dios lo permite.

 

 

Etiquetas: Artículos Vida cristiana Vida sana

En qué creemos

Acerca de la Biblia

Creemos que toda la Biblia es inspirada por Dios, que no tiene errores y que por lo tanto es la autoridad en la que basamos nuestra fe, conducta y doctrina. Creemos que cada persona tiene el derecho a leerla y estudiarla; y el deber de obedecer sus enseñanzas.

 

Acerca de la salvación

Creemos que Jesús murió en la cruz y derramó su sangre por nuestros pecados. Creemos que la salvación se encuentra al poner nuestra fe en lo que Jesús hizo por nosotros en la cruz. Creemos que Jesús se levantó de los muertos al tercer día y vendrá otra vez. El primer paso de la vida cristiana consiste en creer en Jesús, si deseas dar este paso ahora, visita el siguiente enlace: Creer en Jesús.

 

Acerca de la Trinidad

Creemos en un Dios que existe en tres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Creemos que Jesucristo es el Hijo de Dios que vino a esta tierra como Salvador del mundo.

 

Acerca del bautismo

Creemos en el bautismo por inmersión, en su significado bíblico de identificación con la muerte y resurrección del Señor Jesucristo, que es un acto de obediencia y testimonio de la identificación del verdadero cristiano con su Señor, que puede realizar toda persona consciente de sus actos, previo reconocimiento del Señor Jesucristo como su Salvador personal.