¿Qué es lo más importante?

Enviado por admin el lun 25 de jul de 2016 a las 16:07
¿Qué es lo más importante?

En la reunión de oración del miércoles pasado leíamos un pasaje en el que Jesús destacaba cuáles eran los asuntos más importantes de la Ley:

23 »¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello. 24 ¡Guías ciegos! Cuelan el mosquito pero se tragan el camello.

Mateo 23.23-24

Este pasaje se enmarca en medio de un cruce que Jesús tuvo con los fariseos y maestros de la ley en el que Jesús terminó acusándolos de hipócritas. (cf. Mt. 23.1-39)

Muchos usan o han usado este pasaje para justificar la práctica de dar los diezmos en tiempos de la gracia o del Nuevo Testamento, el razonamiento es el siguiente, si Jesús dijo que: “Debían haber practicado esto [la justicia, la misericordia y la fidelidad] sin descuidar aquello [el diezmo de la menta, el anís y el comino].”, entonces concluimos que Jesús enseñó que el diezmo también era para el Nuevo Testamento.

Ya hemos enseñado acerca del diezmo en otras oportunidades. Pero en este contexto, no es el diezmo la enseñanza central, Jesús está acusando a los religiosos de su época de hipócritas y de haber descuidado lo más importante. Ese es el punto: “lo más importante”. Y lo más importante no es el diezmo aquí, sino: “la justicia, la misericordia y la fidelidad”.

Vivimos en tiempos en que las frases: “más lindo”, “más grande”, “más caro”, “más eficiente”, “más fuerte”, “más ...” guían muchas de nuestras decisiones. No deberíamos desaprovechar la oportunidad que nos ofrece el Señor de saber de qué se trata “lo más importante” de la Ley, qué es “lo más importante” para Dios.

Hay un pasaje muy parecido del AT que es la base de la afirmación del Señor:

6 ¿Cómo podré acercarme al
    y postrarme ante el Dios Altísimo?
¿Podré presentarme con holocaustos
    o con becerros de un año?
7 ¿Se complacerá el Señor con miles de carneros,
    o con diez mil arroyos de aceite?
¿Ofreceré a mi primogénito por mi delito,
    al fruto de mis entrañas por mi pecado?
8 ¡Ya se te ha declarado lo que es bueno!
    Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor:
Practicar la justicia,
    amar la misericordia,
        y humillarte ante tu Dios.

Miqueas 6.6-8


Consiste de varias preguntas acerca de cómo debemos o podemos relacionarnos con Dios:


¿Cómo me puedo acercar a Dios?

6a ¿Cómo podré acercarme al y postrarme ante el Dios Altísimo?

Lo primero que podemos observar de forma implícita en la pregunta es que hay un deseo de acercarse y, por lo tanto, que se está lejos.

Somos criaturas de Dios. Eso nos lleva naturalmente a querer acercarnos a nuestro creador, así como un bebé que quiere estar con su madre.

Todos tenían, y aún tenemos hoy, la misma inquietud. Lo que difiere es la respuesta que hemos hallado a esa inquietud.

La respuesta más común a esta pregunta es: “haciendo algo que a Dios le agrade”. Siempre pensamos los hombres que debemos hacer algo para agradar a Dios. Entonces surge la siguiente pregunta:


¿Es con ofrendas la manera de acercarme?

6b ¿Podré presentarme con holocaustos o con becerros de un año?

¿Será que Dios necesita de mis ofrendas? Era muy común en aquella época acercarse a Dios presentando ofrendas. No solo el pueblo de Dios lo hacía, también los pueblos paganos se acercaban a sus dioses presentando diversas ofrendas, aún hasta sus propios hijos! Pero Dios se encargaba de dejarlo en claro:

6 Porque más me deleito en la lealtad que en el sacrificio,
y más en el conocimiento de Dios que en los holocaustos.

Oseas 6.6

Hoy, al menos en occidente, ya no se ofrendan hijos, y si sucede, en general se trata de hechos aislados.

Pero todavía persiste el pensamiento de acercarse a Dios a través de las ofrendas. Tal es así, que en los últimos años se ha creado casi un culto a la ofrenda. Se aparta un tiempo significativo para el “momento” de las ofrendas. En algunas congregaciones ya hay dos “momentos” para la ofrenda dentro del culto. Y hemos desglosado a la ofrenda en varias categorías:

  • ofrendas
  • diezmos
  • primicias
  • pactos
  • ofrendas especiales
  • siembras

Pablo era más sencillo en su enseñanza:

7 Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.

2 Corintios 9.7


¿Cuánta ofrenda es suficiente?

7 ¿Se complacerá el Señor con miles de carneros, o con diez mil arroyos de aceite?
¿Ofreceré a mi primogénito por mi delito, al fruto de mis entrañas por mi pecado?

¿Cuánto es suficiente para Dios?:

  • ¿El diezmo?
  • ¿El diezmo + algunas ofrendas?
  • ¿El diezmo + algunas ofrendas + las primicias?
  • ¿El diezmo + algunas ofrendas + las primicias + algunos pactos que me permitan recuperarme de las tres anteriores?
  • ¿El diezmo + algunas ofrendas + las primicias + algunos pactos que me permitan recuperarme de las tres anteriores + algunas ofrendas para destinos especiales (construcción del templo, casa pastoral, etc.)?
  • ¿El diezmo + algunas ofrendas + las primicias + algunos pactos que me permitan recuperarme de las tres anteriores + algunas ofrendas para destinos especiales (construcción del templo, casa pastoral, etc.) + algunas siembras para otros ministros o ministerios itinerantes?...

¿Cuánto es suficiente para Dios?


La respuesta

8 ¡Ya se te ha declarado lo que es bueno!
    Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor:
Practicar la justicia,
    amar la misericordia,
        y humillarte ante tu Dios.

La respuesta del Señor para nosotros es que la religión externa sin una experiencia interna, es decir, sin una realidad interior, no tiene ningún valor para Dios!

Si observamos en detalle lo que el Señor espera de nosotros, nos daremos cuenta que no es algo que podamos realizar nosotros solos. Para cumplir estas cosas nos será necesario el nuevo nacimiento del que habló el Señor en el evangelio de Juan.

Lo que Dios espera de nosotros no es ni más ni menos que el fruto del Espíritu Santo.

El apóstol Pedro lo aclara en Hechos 15:

9 Sin hacer distinción alguna entre nosotros y ellos, purificó sus corazones por la fe. 10 Entonces, ¿por qué tratan ahora de provocar a Dios poniendo sobre el cuello de esos discípulos un yugo que ni nosotros ni nuestros antepasados hemos podido soportar? 11 ¡No puede ser! Más bien, como ellos, creemos que somos salvos por la gracia de nuestro Señor Jesús.

Hechos 15.9-11

 

Justicia
La justicia de Dios es la que busca proteger el derecho de los oprimidos.
Actuar con justicia significa que tengo en cuenta a Dios en mi comportamiento diario y estoy atento a Su voz para ser un instrumento de justicia en sus manos.
No hemos sido puestos para juzgarnos entre nosotros.

Misericordia
Acciones y actitudes bondadosas de una persona frente a otra. Es algo que se vive con relación al prójimo.

Humillarse ante Dios
Es la disposición a vivir como Él ordena, a obedecerle. Los humildes delante de Dios son los que viven, de forma práctica, como Dios les ordena.

Etiquetas: Gustavo Pardo

Torre fuerte

Enviado por admin el dom 10 de jul de 2016 a las 23:28

10 Torre fuerte es el nombre de Jehová;
A él correrá el justo, y será levantado.

Proverbios 18.10 (RVR60)

Antiguamente las ciudades se protegían con murallas y torres. Las murallas servían principalmente para impedir el igreso a las ciudades y las torres, habitualmente más altas, para observación y para defenderse arrojando toda clase de objetos y para la instalación de maquinaria de guerra.

El autor del proverbio, posiblemente tendría en mente imagenes semejantes a la siguiente:

Con la imagen en mente, dos puntos a tener en cuenta:

1. El nombre de Jehová es torre fuerte. No dice que sea "parecido a una...", "como si fuera una..." o "semejante a...". Para nosotros, Su nombre, ES una torre fuerte.

2. Lo segundo, es que debemos correr a ella. Una torre fuerte puede ser un lugar donde podremos hallar seguridad, fortaleza, descanso, entre otras cosas. Pero sólo si corremos hacia ella. De nada nos servirá si no corremos hacia ella, si sólo la contemplamos o pensamos en ella.

Los nombres de Dios. En las Escrituras podemos encontrar muchas referencias al nombre de Dios. Algunas de ellas a continuación:

  1. Jehová-tsidkenuPerdón y liberación del pecado

    5 He aquí, vienen días —declara el Señor—
    en que levantaré a David un Renuevo justo;
    y El reinará como rey, actuará sabiamente,
    y practicará el derecho y la justicia en la tierra.
    6 En sus días será salvo Judá,
    e Israel morará seguro;
    y este es su nombre por el cual será llamado:
    “El Señor, justicia nuestra.” 
    Jeremías 23.5-6 (LBLA)

    Tanto si te sentís culpable actualmente como si no, el Señor es nuestra justicia.
    Algunos se sienten culpables hoy mismo de cosas que han sucedido tal vez no hace mucho tiempo. Para vos: el Señor es nuestra justicia!
    Otros, por cosas de un pasado lejano, tal vez ya no se sienten tan culpables, sin embargo la culpa los acompaña a cada instante de sus vidas, y por esa culpa no se permiten ser bendecidos ni que Dios los bendiga. Inconscientemente no se sienten dignos de disfrutar alguna bendición por la culpa. Para ellos, el Señor es nuestra justicia!
    Para los que la culpa nos acecha con su maldición: Torre fuerte es el nombre de Jehová-tsidkenu!!! El Señor es mi justicia.
     

  2. Jehová-shalom - Salud y armonía con Dios, satisfacción y plenitud en la vida

    22 Al ver Gedeón que era el ángel del Señor, dijo: ¡Ay de mí, Señor Dios! Porque ahora he visto al ángel del Señor cara a cara. 23 Y el Señor le dijo: La paz sea contigo, no temas; no morirás. 24 Y Gedeón edificó allí un altar al Señor y lo llamó El Señor es Paz, el cual permanece en Ofra de los abiezeritas hasta hoy. Jueces 6.22-24 (LBLA)

    El camino a nuestro Dios a quedado abierto. No hay motivos para no estar en paz con Dios cuando has recibido a Jesucristo en tu vida y has hecho de Él tu Señor.
     

  3. Jehová-shamma - Dios está aquí

    35 La ciudad tendrá dieciocho mil codos en derredor; y el nombre de la ciudad desde ese día será: el Señor está allíEzequiel 48.35 (LBLA)

    Es la promesa de Su presencia en medio de su pueblo, todos nosotros.
     

  4. Jehová-rapha - Promesa de salud y sanidad

    26 Y dijo: Si escuchas atentamente la voz del Señor tu Dios, y haces lo que es recto ante sus ojos, y escuchas sus mandamientos, y guardas todos sus estatutos, no te enviaré ninguna de las enfermedades que envié sobre los egipcios; porque yo, el Señor, soy tu sanadorÉxodo 15.26 (LBLA)
     

    Rapha significa: “curar, sanar, restaurar, no solo en el sentido físico, sino también en el sentido moral y espiritual”.

    Si necesita sanidad física, sanidad emocional, fortaleza contra la depresión, enfoque su atención a la sangre de Jesús, no en sí mismo o en cómo se siente.
     

  5. Jehová-yireh - Dios proveerá

    14 Y llamó Abraham aquel lugar con el nombre de El Señor Proveerá, como se dice hasta hoy: En el monte del Señor se proveerá. Génesis 22.14 (LBLA)

    Libertad de la maldición de la ley, que nos acarreaba fracaso e incapacidad:

    13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, habiéndose hecho maldición por nosotros (porque escrito está: Maldito todo el que cuelga de un madero), 14 a fin de que en Cristo Jesús la bendición de Abraham viniera a los gentiles, para que recibiéramos la promesa del Espíritu mediante la fe. Gálatas 3.13-14 (LBLA)

    En Deuteronomio 28 se detallan las cosas que Dios desea proveer a sus hijos:

    1 Y sucederá que si obedeces diligentemente al Señor tu Dios, cuidando de cumplir todos sus mandamientos que yo te mando hoy, el Señor tu Dios te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra. 2 Y todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán, si obedeces al Señor tu Dios: 3 Bendito serás en la ciudad, y bendito serás en el campo. 4 Bendito el fruto de tu vientre, el producto de tu suelo, el fruto de tu ganado, el aumento de tus vacas y las crías de tus ovejas. 5 Benditas serán tu canasta y tu artesa. 6 Bendito serás cuando entres, y bendito serás cuando salgas.
    7 El Señor hará que los enemigos que se levanten contra ti sean derrotados delante de ti; saldrán contra ti por un camino y huirán delante de ti por siete caminos. 8 El Señor mandará que la bendición sea contigo en tus graneros y en todo aquello en que pongas tu mano, y te bendecirá en la tierra que el Señor tu Dios te da. 9 Te establecerá el Señor como pueblo santo para sí, como te juró, si guardas los mandamientos del Señor tu Dios y andas en sus caminos. 10 Entonces verán todos los pueblos de la tierra que sobre ti es invocado el nombre del Señor; y te temerán. 11 Y el Señor te hará abundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu ganado y en el producto de tu suelo, en la tierra que el Señor juró a tus padres que te daría. 12 Abrirá el Señor para ti su buen tesoro, los cielos, para dar lluvia a tu tierra a su tiempo y para bendecir toda la obra de tu mano; y tú prestarás a muchas naciones, pero no tomarás prestado. 13 Y te pondrá el Señor a la cabeza y no a la cola, sólo estarás encima y nunca estarás debajo, si escuchas los mandamientos del Señor tu Dios que te ordeno hoy, para que los guardes cuidadosamente; 14 no te desvíes de ninguna de las palabras que te ordeno hoy, ni a la derecha ni a la izquierda, para ir tras otros dioses y servirles. Deuteronomio 28.1-14 (LBLA)

 

10 Torre fuerte es el nombre de Jehová;
A él correrá el justo, y será levantado.

Proverbios 18.10 (RVR60)

 

Etiquetas: Gustavo Pardo

Basta de pálidas...

Enviado por admin el mié 2 de sep de 2015 a las 16:48
Basta de pálidas!

Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza. En tanto que llego, dedícate a la lectura pública de las Escrituras, y a enseñar y animar a los hermanos.

1 Timoteo 4.12-13

¿Eres joven? ¿Eres líder? ¿Dios te ha dado el privilegio y la responsabilidad de enseñar? Repasa estas palabras y grábalas a fuego en tu corazón! El ser joven no es motivo para que te menosprecien, pero tampoco olvides que los creyentes deberán ver un tí un ejemplo a seguir en tu manera de hablar, en tu conducta, amor, fe y pureza. Fíjate que para Pablo no se trataba de conocimientos, sino de carácter. Es el carácter de líder lo que debemos cultivar y trabajar, no abrazar una posición o el ejercicio del poder. Deja a un lado los comentarios acerca de tu experiencia o de tu conocimiento, y enfócate en desarrollar el carácter del líder que Dios te ha llamado a ser.

Por último, si eres líder, es posible que ya estés leyendo públicamente las Escrituras y enseñando a los hermanos, pero recuerda que debes animarlos, basta de pálidas desde el púlpito! Anímalosbendícelos, y si hay algo que corregir no lo hagas públicamente, corrígelos en privado. Pero recuerda, desde el púlpito, es decir, públicamente, anima a los hermanos!

Gustavo Pardo

Etiquetas: Artículos Gustavo Pardo Liderazgo Pastoral

El objetivo es hacer discípulos, no miembros de la iglesia

Enviado por admin el mié 26 de ago de 2015 a las 00:57

La medida de cómo está progresando el ministerio en su iglesia o comunidad, y la forma de evaluar si se están haciendo progresos, no es la asistencia del domingo, firmado por los miembros, las personas en grupos pequeños, o el tamaño del presupuesto (tan importante y valioso como son todas estas cosas!). La verdadera prueba es el éxito es cuán satisfactoriamente usted está haciendo discípulos que hacen discípulos. ¿Estamos viendo personas convertidas de estar muertas en sus transgresiones a estar vivas en Cristo? Y una vez convertidas, ¿les estamos dando un seguimiento para que sean establecidos como discípulos maduros de Jesús? Y a medida que son establecidos, ¿los estamos entrenando en el conocimiento, la piedad y las habilidades para que ellos a su vez, hagan discípulos a otros?
Se trata de la Gran Comisión, hacer discípulos que obedezcan todo lo que Cristo ha enseñado, incluyendo el mandato de hacer discípulos. Y esta es la clave de nuestra fidelidad a la misión de Cristo en el mundo, y el signo de una iglesia saludable: si somos o no somos de los que hacen auténticos discípulos de Jesucristo.

Tony Payne

Establecer un discípulo de Jesucristo no es algo tan fácil de medir cuantitativamente (con cifras). Que asista un gran número de personas a la célula o al culto general de la iglesia no significa que ellos sean realmente discípulos de Jesús, ni que nosotros estemos realmente llevando a cabo el trabajo encomendado en la Gran Comisión de discipular, fíjate que una gran asistencia no dice mucho acerca de los asistentes ni de los líderes! Es que el trabajo de discipulado es un trabajo cualitativo, es decir, relacionado a la calidad, no a la cantidad.

Teniendo esto presente, nos encontramos que porque una persona asista a los cultos o actividades de la iglesia, esto no asegura que sea un discípulo, como tampoco lo asegura el que cumpla  con ciertas conductas externas, como participar de la Santa Cena, cantar en el coro o asistir a las reuniones de líderes. ¿Quién es un discípulo entonces? Aquel que con el paso del tiempo se parece más y más a Cristo, y esto, no podemos medirlo con numeritos .

A este Cristo proclamamos, aconsejando y enseñando con toda sabiduría a todos los seres humanos, para presentarlos a todos perfectos en él.

Colosenses 1.28

Dé esto trata la Gran Comisión!

Gustavo Pardo

¿Porqué es necesario capacitarse de manera permanente?

Enviado por admin el lun 27 de jul de 2015 a las 14:47
Gustavo Pardo

Por Gustavo Pardo
11/01/2010

Trabajo vinculado a las TI (Tecnologías de la Información) desde que tengo 18 años, digamos que son algo así como... unos cuántos años, nada más. Realmente me gusta mi trabajo y puedo asegurarte que es un ámbito de innovación permanente pero... un momento!, ¿a qué estoy apuntando?, lo que te toma muchas horas aprender hoy, dentro de seis meses ya no será algo novedoso, y dentro de un año, seguramente será desplazado por otra tecnología o una nueva versión (usualmente mejorada) de la misma. Por este motivo, en este rubro al menos, la necesidad de mantenerse al día investigando y capacitándose, ES PARTE del trabajo cotidiano.

Bien, alguien podría decir: "Ok, y ésto qué tiene que ver con el ministerio?!".

Es que justamente de eso se trata, también en el ministerio es necesaria la investigación y capacitación permanente. ¿Por qué?

LLAMADOS a ser diferentes

Enviado por admin el mar 10 de feb de 2015 a las 11:36
Llamados a ser diferentes

No es que queramos "hacernos" los distintos, o que sea "cool" parecer diferente. Hemos sido LLAMADOS a ser diferentes:

Porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios, y Jehová te ha escogido para que le seas un pueblo único de entre todos los pueblos que están sobre la tierra.

Deuteronomio 14.2

¿Entonces porqué tratar de parecerme a otros cuando el llamado de Dios es a ser único? Evitemos tratar de parecernos a los demás para ser aceptados! Resiste la tentación de rendirte al Sindicato de Religiosos, Legalistas y Mediocres que quieren vernos a todos igualitos: vistiendo lo mismo, hablando lo mismo, pensando lo mismo y sentaditos todos juntitos. No será fácil al comienzo, pero de a poco te acostumbrarás y, créeme, a medida que pase el tiempo serás verdaderamente feliz de vivir la vida única que Dios ha diseñado para tí. Oro para que Dios te permita "alcanzar la gloriosa libertad de los hijos de Dios." - Romanos 8.21 - #LaIglesiaQueQueremos

Etiquetas: Artículos Gustavo Pardo Vida cristiana

1