Perfil de la iglesia

Perfil de la Iglesia Cielos Abiertos

¿Qué es el perfil de una iglesia?

Para ilustrar el significado del perfil de una iglesia, vamos a compararla a un viaje, a algún tipo de viaje largo en, por ejemplo, un micro o bus de larga distancia. Podría decirse lo mismo de un avión o un barco también. Tú no te diriges a una terminal de ómnibus y te subes al primer ómnibus que ves y una vez sentado dentro de él le preguntas a tu compañero de asiento hacia dónde se dirige el bus, ¿verdad? Tampoco te subes al ómnibus que parece más bonito ni al que está pintado con tus colores preferidos. Ni siquiera te subes en el que parece más conveniente. Lo primero que tú averiguas es cuáles son los micros que van hacia tu mismo destino. Si hubiera más de uno que sale hacia el mismo destino, recién allí podrías detenerte a pensar cuál es más cómodo, o cuál sale antes y se supone que llegará primero, el precio del pasaje y cosas así.

Bien, lo mismo sucede con la elección de la iglesia donde te congregarás. No puedes elegirla sólo porque quede cerca de tu casa. Tampoco deberías elegirla porque es una iglesia muy grande o reconocida, o el pastor es una buena persona. Ninguna de estas características la hacen una mala iglesia. No se trata de esto, es que difícilmente podrás alcanzar el destino trazado por Dios para tu vida congregándote en una iglesia que, simplemente, se dirige hacia otra parte.

Recuerda que en la iglesia hay diversidadÉsto es lo que nosotros llamamos el perfil de la iglesia. No se trata de que una iglesia sea mejor o peor que otra. Se trata de que hay iglesias en las que su llamado primordial y todos sus esfuerzos se centran en impactar a la sociedad, por ejemplo, a través de la docencia, trabajando con niños y fundando escuelas primarias, secundarias, etc. Esto no la hará mejor ni peor que otras iglesias, pero si en tu llamado personal Dios te ha equipado con dones para, por ejemplo, la guerra espiritual, es posible que no encuentres el espacio para desarrollar plenamente tus dones allí, y necesites buscar una congregación en la que la guerra espiritual sea uno de los aspectos más relevantes.

Recuerda que en la iglesia hay diversidad, Dios mismo la instituyó de esa manera:

Ahora bien, hay diversos dones, pero un mismo Espíritu.
Hay diversas maneras de servir, pero un mismo Señor.
Hay diversas funciones, pero es un mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.

1 Corintios 12.4-6

Partiendo de esta premisa, es nuestro deseo que comprendas claramente cuál es la visión de la Iglesia Cielos Abiertos acerca de la forma de desarrollar la iglesia, porque así podrás tener a mano los elementos necesarios para tomar una decisión acertada:

El perfil de Cielos AbiertosEl perfil de Cielos Abiertos

  • Una iglesia donde cada culto sea inspirador y motivador para el creyente, es decir, que cada cristiano tenga ganas de ir al culto a estar en comunión con Dios y los hermanos, y disfrute de esa experiencia, en lugar de asistir por mera costumbre, responsabilidad, obligación o abnegación, y creer que así se brinda algún tipo de servicio útil o agradable a Dios.
  • Una iglesia donde cada creyente pueda servir al Señor de acuerdo a sus dones, para ello ofrecerá un amplio abanico de servicios o ministerios, evitando quedarse únicamente con las tareas más comunes relacionadas al culto.
  • Una iglesia donde el liderazgo entienda que su tarea más importante pasa por ayudar a descubrir el potencial de sus miembros y capacitarlos para ejercerlo con excelencia. En este sentido, entendemos al liderazgo como algo más parecido a un entrenador de un equipo deportivo que al mero ejercicio del poder. El entrenador ubica a los jugadores en el campo de juego de acuerdo a sus capacidades y les da algunas indicaciones, pero quienes juegan el partido y son los verdaderos protagonistas, son los propios jugadores, no el entrenador.
  • Una iglesia donde los creyentes puedan expresar el amor cristiano con sinceridad, porque han alcanzado la madurez suficiente para entender que entre hermanos en la fe no debería haber competencia ni celos ministeriales, ya que Dios nos puso a todos en el lugar justo que debemos ocupar.
  • Una iglesia pertinente a la sociedad del siglo XXI, que no se aferra a las tradiciones, ni que aspira a un crecimiento numérico únicamente, sino que cada creyente predica con espontaneidad en su medio y se mueve lleno del Espíritu Santo afectando positivamente a su entorno.
  • Una iglesia donde las estructuras tengan una finalidad clara y específica, y las que no la tienen o no cumplen su finalidad específica para la que fueron creadas, puedan ser modificadas o reemplazadas.
  • Una iglesia donde la espiritualidad sea vivida con fervor y pasión a partir de una experiencia genuina de comunión con el Padre, sin caer en fanatismos religiosos vacíos de comunión verdadera con Dios.
  • Una iglesia donde se aliente a cada miembro a que participe en algún tipo de grupo pequeño o célula, pero sin que sea obligado a transformarse en líder de un grupo, priorizando el crecimiento de una estructura piramidal, cueste lo que cueste.
  • Una iglesia donde la multiplicación sea la premisa en todas sus áreas. Es decir, una iglesia que planta iglesias, donde los discípulos se reproducen en otros discípulos, donde funciona un ministerio de adoración que se reproduce en otros ministerios de adoración, donde las células se reproducen en otras células, donde los líderes capacitan a otros para reproducirse en otros líderes, etc. En resúmen, una iglesia que forma parte de un movimiento de plantación de iglesias.

Si quieres unirte a este proyecto, no lo dudes más, escríbenos. Nos dará mucho gusto conocerte y, si Dios así lo quiere, que puedas formar parte de este movimiento de plantación de iglesias.