3. Pónte en marcha

Paso 3: Pónte en marcha

Jesús dijo:

Les aseguro que todo lo que hicieron por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, lo hicieron por mí.

Mateo 25.40 (NVI)

Servir a los demás no es una tarea que sólo le compete a los pastores o líderes religiosos. Tú puedes tocar el corazón mismo de Dios cuando ayudas a los que te rodean. Entrenar a un equipo de fútbol, o ayudar a alguien en el supermercado puede ser un gran testimonio del amor de Cristo.

Por supuesto, también hay muchas formas de ofrecer tu tiempo aquí en la Iglesia Cielos Abiertos. Ya sea ofrecerse en algún equipo de voluntarios, cantar en el coro o aun ayudar con el cuidado de los niños durante las reuniones, tú puedes ayudar a llevar el evangelio a los que buscan la verdad contenida en la Palabra de Dios.

Ya sea aquí en la iglesia o en otro lado, te animamos a ser el mejor representante del amor de Cristo posible. Tu vida es un libro que será leído por los que te rodean, ese libro les habla de la esperanza, la fe y el amor que se hayan en una relación con Cristo Jesús.